Skip to content

El refresco canario de Los protegidos

Jueves, 6 octubre 2011

Durante mis distintas etapas en Madrid, la dificultad para encontrar algunos productos o marcas que son comunes en Canarias y la alegría que me llevaba cuando por casualidad me tropezaba con otros, así como las listas de la compra con las que llenaba mi maleta al volver de las escapadas a la Isla, siempre fueron temas habituales en esta bitácora. De todos los productos canarios, con la excepción del cada vez más presente Ron Arehucas, las bebidas siempre han sido los más difíciles de encontrar. A menos que seas uno de los protegidos.

Porque, aunque para el común de los mortales no sea nada sencillo localizar un botellín de Tropical o Dorada, una botella de Appletiser o una lata de Clipper de fresa, parece ser que, como demuestra el siguiente vídeo, ese refresco que desde 1956 fabrica Embotelladora de Canarias y cuyo éxito nunca he llegado a comprender muy bien –Coca Cola sacó una Fanta de ese sabor exclusivamente para las islas y fue un auténtico fiasco– está a disposición de los peculiares protagonistas de la serie de Antena 3 en cualquier máquina de vending de su instituto.

Los Protegidos, No quiero ser normal (2×04), 2011.

Para alguien que nunca ha visto un solo minuto de Los protegidos, encontrarse por casualidad con un vídeo en el que una de las protagonistas de la serie emplea una lata de Clipper de fresa para intentar controlar sus poderes definitivamente –al parecer suelta potentes descargas eléctricas sin ton ni son–, porque “la invitación a una fiesta con piscina hace que el más mínimo desliz pueda suponer una tragedia”, resulta un tanto chocante. Sobre todo, si tenemos en cuenta que hoy en día es muy sencillo manipular un vídeo y, además, el audio no es el original, sino que se corresponde con el de algunas de las campañas publicitarias del refresco.

Después de hacer un máster acelerado sobre Los protegidos, descubro con la misma incredulidad que los seguidores de la serie que, efectivamente, esa escena es real y corresponde al cuarto episodio de la segunda temporada, No quiero ser normal, emitido el 6 de febrero de 2011, con una audiencia de 3.266.000 espectadores y una cuota de pantalla del 16,4 por ciento, según los datos de Kantar Media, recogidos por FormulaTV.

Como ya señalaba antes, en ese episodio Sandra (Ana Fernández) usa dos latas de Clipper para intentar dominar sus poderes, por lo que el refresco pasa de ser un mero elemento accesorio, para convertirse en un elemento protagonista de la escena (si pinchan sobre el quinto vídeo pueden ver la secuencia completa). Es precisamente ese protagonismo que cobra el refresco el que hace aún más extraña su aparición en la serie, ya que lo lógico habría sido que una gran empresa aprovechara para mostrar ahí su producto.

En este sentido, es la propia página de Clipper en la Wikipedia la que da una posible clave, al atribuir su presencia en la serie a que debido a la “la ausencia de patrocinadores, las máquinas de refrescos de las series de Antena 3 han incorporado productos españoles, poco conocidos para el gran público”. En cualquier caso, ese tipo de decisión cuadraría más con la productora de la serie, normalmente responsable del emplazamiento publicitario en sus producciones, que con la propia cadena.

Si esta explicación es la correcta –por más que he buscado, no he podido encontrar ninguna información que la corrobore o la desmienta–, hay que reconocer que han optado por una solución mucho más elegante que la de tapar los logotipos en cualquier producto de marca blanca, a la vez que hacen un guiño cómplice a los consumidores del utilizado, que al ver una marca conocida se sienten identificados con la serie.

Pero, a pesar de ello, no puedo dejar de preguntarme cómo se determinó el producto concreto que se utilizaría en esa escena, si la elección de Clipper fue casual o, por contra, Embotelladora de Canarias pagó –tal vez una tarifa reducida– para que apareciera en pantalla y, en caso contrario, si la elección se comunicó al fabricante antes de su emisión. Porque, aunque en este caso los valores que transmite son positivos, en otro contexto se podría perjudicar seriamente la imagen del producto en cuestión.

Y, sobre todo, si tras el rodaje alguien se bebió el refresco. Porque, te acabe gustando o no, la experiencia de probar por primera vez el Clipper de fresa te marca de por vida. Yo, qué quieren que les diga, siempre fui más del Clipper de naranja.

Acerca de estos anuncios
3 comentarios leave one →
  1. carlos permalink
    Jueves, 19 abril 2012 10:06 pm

    La unica diferencia que yo veo es que Clipper es canario y no español. Canarias por mucho que se empeñen no es España. La INDEPENDENCIA LLEGARA. Ahull.

  2. Alejandra permalink
    Martes, 22 mayo 2012 10:00 am

    Yo soy canaria y vendo productos canarios en la peninsula en Madrid y resto de peninsula, entre ellos, ron, clipper,cerveza,quesadillas, mojos…

    http://www.facebook.com/ProductosdeCanariasenlaPeninsula

  3. Manuel C.C. permalink
    Lunes, 27 agosto 2012 5:50 pm

    soy un canario consumidor de clipper,quiero decir que no dan una con los anuncios cada vez que sacan uno es peor que el otro anterior me da verguenza de verlos y que lo vean fuera de aqui, tan dificil es copiar a COCA COLA O PEPSI que eso si que son esport publicitarios muchos mas caros ,pero hagan algo parecido que llegue al consumidor dandole alegria deportiva al producto CONSUMIDOR M.C.C.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.878 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: