Skip to content

Joven, aunque sobradamente preparado

Domingo, 26 agosto 2012

“La cita es muy buena, pero no es de Kant. Es de Séneca”. Con esta frase, que recuerdo casi como si la hubiese escuchado ayer por primera vez, remataba su discurso un miembro de la generación JASP –Joven, aunque sobradamente preparado–, al que su jefe negaba una oportunidad precisamente por ser joven en un viejo anuncio del Renault Clio:

Anuncio Renault Clio, JASP, 1995.

Menos de dos décadas después de que ese anuncio reivindicara la valía y la capacidad de una generación para ejercer puestos de responsabilidad con la misma eficacia –o mayor– que quienes hasta entonces los ostentaban, nos encontramos en medio de una depresión económica que, paradójicamente, se ha cebado con ellos y los que vinieron detrás.

En los años 90 se pensaba que esa generación y las siguientes, posiblemente las mejores preparadas de toda la historia de España se iban a comer el mundo. Y, durante unos años, posiblemente fue así. Vivimos un sueño del que una crisis mundial nos despertó de la forma más brusca posible, para cebarse con todos los sectores económicos, tuviesen o no algo que ver con la ya demasiado manoseada burbuja inmobiliaria.

Hoy, casi veinte años después, cientos de miles de españoles sobradamente preparados se encuentran –nos encontramos– sin posibilidad de aplicar sus conocimientos y desarrollar sus capacidades, no ya porque sus jefes les nieguen esa oportunidad, sino porque no tienen ni la posibilidad de trabajar.

En muy poco tiempo, las generaciones mejor formadas y con mayor potencial de toda la historia de este país dejaron de ser JASP para convertirse en PASP: Parados, aunque sobradamente preparados, pero sin posibilidad de encontrar un empleo, aunque esté muy por debajo de sus capacidades.

Como dijo Kant, “hay cosas que para saberlas no basta con haberlas aprendido”. Y, lo peor de todo, parece que las viejas castas que aún hoy siguen dominando esta sociedad ni las saben ni las han aprendido. Y, así seguimos, con la mejor generación de la historia totalmente desperdiciada y el país a la deriva.

Acerca de estos anuncios
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.852 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: