Skip to content

África, ése gran desconocido

Lunes, 7 enero 2013

A pesar de estar ahí al lado, a menos de 100 kilómetros de Fuerteventura y separado de la Península Ibérica por los apenas 14 kilómetros de anchura del Estrecho de Gibraltar, el continente africano es un gran desconocido para la mayoría de españoles. Sin embargo, la grave crisis económica que atraviesa el mundo occidental y desarrollado desde hace ya alrededor de cinco años ha obligado a muchos empresarios a mirar hacia sus más de treinta millones de kilómetros cuadrados y sus mil millones de habitantes como uno de los motores que les ayude a impulsar sus negocios.

Portada número 10 Tu EconomíaA diferencia de lo que ocurría en un –no tan lejano– pasado colonial, la gran mayoría de las empresas que se dirigen al continente vecino comienzan a verlo como un mercado en el que ambas partes pueden salir ganando y no como una mera fuente de materias primas que explotar a su antojo.

Es cierto que África sigue siendo un territorio muy grande, repleto de enormes desigualdades, pero lleno también de grandes oportunidades para quien sepa adaptarse a su ritmo, su idiosincrasia y esté dispuesto a asumir los enormes retos que ese gran desconocido esconde en su interior.

A lo largo de los dos últimos meses del pasado año tuve la suerte de poder investigar un poco acerca de la presencia de empresas españolas en el continente africano y el potencial que ese mercado puede ofrecerles. Tras ponerme en contacto con compañías que llevan algún tiempo trabajando allí y con los profesionales de Casa África, cuya misión y visión de África resulta muy esclarecedora, tuve una cosa muy clara: se trata de un continente en el que las empresas españolas tienen muchísimo trabajo por hacer, aunque también hay un gran camino recorrido.

Y esa relación entre iguales de las empresas españolas con la sociedad africana puede dar muchísimos frutos a ambas partes en el futuro, como los que obtienen ya muchas compañías que apostaron por el desarrollo de ese gigante cuando prácticamente nadie se lo planteaba.

Todo eso, con muchos datos, ejemplos, cifras y experiencias concretas lo intento explicar en un amplio reportaje que fue tema de portada en el décimo número del suplemento Tu Economía (páginas 6 a 8 pdf 3,8MB) del diario La Razón y del que, como suele ser habitual en estos casos, se quedó fuera mucha información interesante. Aunque esté mal que yo lo diga, creo que se merece una lectura. Si con ella se consigue que empiecen a mirar hacia África con otros ojos me doy por mucho más que satisfecho.

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.849 seguidores

%d personas les gusta esto: