Skip to content

Manolín el enterao

¡Por fin lo encontré! Estaba escondido detrás de los libros gordos del salón. Enciclopedia, dice papá que se se llaman. Se creía que no iba a encontrarlo. ¡Ja! Como si no me supiera todos los escondites de esta casa. Ahora necesito uno para mí, porque si me lo ve me lo va a volver a quitar. Antes de que la deje sin nada, dice la muy exagerada. Como si fuese culpa mía que tenga la casa llena de cosas que se rompen. O porque un día voy a matar a alguien. Como si yo tuviese la culpa de que el abuelo lo pisara ayer con el bastón y casi se cayera al suelo.

Que lo pisó y no le pasó nadita. Claro, eso es porque tiene blindaje molecular, que lo dicen en la tele a cada momento, por mucho que el enterao de Manolín diga fue porque se movió antes de que el bastón lo llegara a pisar del todo. ¡Qué no es fantástico!, dice. Pero si cuando lo empujo un poco para atrás sale corriendo solo. Será enterao, que hasta dice que se llama Pontiac Trans Am, cuando todos sabemos que se llama KITT.

Solo espero el día que hable para que el enterao de Manolín se mee en los pantalones y tenga que tragarse sus palabras.

R.J.R.
Arucas, 18 de septiembre de 2012.

Anuncios