Saltar al contenido
Anuncios

Por la lectura

Jueves, 10 abril 2008

Aunque estudió Historia, hace ya casi dos años, uno de mis hermanos -el mediano- se presentó a las oposiciones de secundaria por Lengua, ya que en Canarias no se ofertaron plazas en su especialidad. Creo recordar que, de Lengua, sólo eran unas sesenta que, después de la promoción interna, se vieron aún más reducidas. Las circunstancias no eran las óptimas. A pesar de todo ello, se presentó y aprobó, aunque no obtuvo plaza. Desde septiembre da clases en un instituto como interino sustituto.

Durante un año, mientras preparaba las oposiciones, mi hermano trabajó como becario en la biblioteca de un instituto, catalogando los fondos y ejerciendo labores de bibliotecario. Consiguió dinamizar bastante el funcionamiento de la misma. Por eso, se queja de lo reticentes a leer que, por lo general, son los estudiantes. Tengo que confesar que no me sorprende.

Hace tiempo que vengo escuchando de un proyecto que pretende establecer el pago de un canon, de una cantidad de dinero, por cada libro que sea prestado en una biblioteca. La propuesta cuenta con el rechazo frontal de organizaciones y bibliotecas, a las que apoyan muchos escritores, los presuntos beneficiados por este otro canon cuyo cobro y reparto gestionaría la SGAE.

Intuyo que condicionado por su pasado bibliotecario y por su presente docente, hace unos días, mi hermano me hizo llegar un correo en el que se reproducía un artículo que publicó el año pasado el escritor José Luis Sampedro, con motivo del día del libro. En el correo se pedía que se difundiera el mensaje para evitar que acaben equiparando las bibliotecas a los videoclubes.

Posiblemente, sea más efectivo contar aquí la historia que seguir reenviando el correo. Además, supongo que a Sampedro no le importará que reproduzca un fragmento:

Evoco ahora estos tres de entre los muchos ejemplos de tesón bibliotecario, al enterarme de que resurge la amenaza del préstamo de pago. Se pretende obligar a las bibliotecas a pagar 20 céntimos por cada libro prestado en concepto de canon para resarcir -eso dicen- a los autores del desgaste del préstamo. Me quedo confuso y no entiendo nada.

En la vida corriente el que paga una suma es porque:

a) obtiene algo a cambio

b) es objeto de una sanción.

Y yo me pregunto: ¿qué obtiene una biblioteca pública, una vez pagada la adquisición del libro para prestarlo? ¿O es que debe ser multada por cumplir con su misión, que es precisamente ésa, la de prestar libros y fomentar la lectura?

Por otro lado, ¿qué se les desgasta a los autores en la operación? ¿Acaso dejaron de cobrar por el libro vendido? ¿Se les leerá menos por ser lecturas prestadas? ¿Venderán menos o les servirá de publicidad el préstamo como cuando una fábrica regala muestras de sus productos?

Pero, sobre todo: ¿Se quiere fomentar la lectura? ¿Europa prefiere autores más ricos pero menos leídos? No entiendo a esa Europa mercantil.

Personalmente prefiero que me lean y soy yo quien se siente deudor con la labor bibliotecaria en la difusión de mi obra. Sépanlo quienes, sin preguntarme, pretenden defender mis intereses de autor cargándose a las bibliotecas. He firmado en contra de esa medida en diferentes ocasiones y me uno nuevamente a la campaña.

Después de leer esto, sobran los comentarios.

Flaco favor le hacen al fomento de la lectura.

No al préstamo de pago en bibliotecas

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Marta permalink
    Viernes, 11 abril 2008 5:48 am

    ….lo que faltaba, tener que pagar por ir a una biblioteca (pública, claro) a coger prestado un libro. Parece que se ponen de acuerdo para jo… En fín, que si ya a pesar de muchos somos una sociedad que apenas lee como para que nos hagan pagar…espero que no se lleve a cabo. Esto de la lectura es para mi como lo de las “buenas maneras” en casa. Si un nino ve que en casa se lee, leerá. Lo que sea, lo que le guste, pero leerá. Si en vez de eso, por reyes, cumple o ratoncito perez en vez de libros, tienes videojuegos, mptreses y cosas así no leerá. Aquí hay una librería en cada calle, y las que se lo pueden permitir tienen una esquina con mesitas y sillitas para que los ninos lean aunque sus padres no compren. Eso es negocio. Saludos

  2. teniente d'hubert permalink
    Viernes, 11 abril 2008 9:11 am

    Ya, todos estamos en contra del rechazo ( y yo el primero ) , pero existe una normativa comunitaria en la materia y, aunque no nos guste, está para cumplirla: como decía el latino, ” dura lex, sed lex ” . Dejo un enlace a la Sentencia de Tribunal de Justicia de la UE por la que se condena a España:
    http://www.fesabid.org/federacion/gtrabajo/bpi/sentencia92100cee.pdf

    PD: Tengo el carné de la Biblioteca Pública del Estado y la frecuento con asiduidad

  3. teniente d'hubert permalink
    Viernes, 11 abril 2008 9:11 am

    uy, quería decir ” en contra del canon “

  4. Viernes, 11 abril 2008 1:06 pm

    D’hubert, en lo que se refiere al fomento de la lectura, cualquier traba que se ponga, por muy pequeña que sea, tiene unos efectos inmensos. Posiblemente, ni a ti ni a mi nos importaría pagar un pequeño canon por sacar un libro de una biblioteca (de hecho, yo no suelo sacarlos; prefiero comprarlos), pero a muchos leer les cuesta ya sin pagar.

    Ya sé que se trata de una normativa europea, pero las normas, de la misma forma que se promulgan, pueden ser derogadas. Sólo hace falta voluntad política y, muchas veces, las campañas ciudadanas son las que tienen que lograrla. Por cierto, que el movimiento “anti canon” no sólo es cosa de España. Se da en varios países europeos y me consta que las distintas plataformas trabajan coordinadas.

    Y, por supuesto, que coincido plenamente con lo que argumenta Marta. El hábito de la lectura hay que inculcarlo desde niños.

    Por cierto D’hubert, ¿de ‘duralex’ no eran los platos de cristal de Cuéntame? 😛 (Chiste más que malo; me flagelo)

  5. teniente d'hubert permalink
    Viernes, 11 abril 2008 2:19 pm

    Que triste, ¿no? Lo que fue todo un símbolo…
    http://www.elpais.com/articulo/empresas/dura/ley/mercado/rompe/Duralex/elpeputec/20070401elpnegemp_16/Tes

  6. eowyn permalink
    Jueves, 17 abril 2008 8:57 am

    Pues visto lo visto lo jóvenes y no tan jóvenes, ya tienen una nueva excusa par no leer nada…qué bien!, así va el país….
    De todos modos, en la Directiva de la UE que comentas, Teniente-de-las-múltiples-personalidades
    “los Estados miembros podrán eximir del pago a determinadas categorías de establecimientos…” y si no, para qué tenemos tantos Ayuntamientos, Cabildos, CCAA… que se pongan las pilas en lo que es realmente importante y que aflojen sus arcas!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: