Saltar al contenido

El País de las Palabras (Microrrelato)

Viernes, 11 abril 2008

Durante su larga histora, el País de las Palabras había gozado de muy pocos períodos en que un gobierno garantizara el orden.

En el País de las Palabras muy pocos querían ser Presidente y nadie se presentaba voluntariamente al cargo. Nunca nadie había salido indemne de la ceremonia y sólo unos pocos, los más fuertes, habían sobrevivido a ella. Por eso, en el País de las Palabras casi nunca existía un Gobierno.

Todo habría sido diferente si en el País de las Palabras hubiesen tenido diccionarios. Habrían descubierto que lo que quiso escribir el escribano que, cientos de años antes, había transcrito la Ley no era embestidura, sino investidura.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: