Saltar al contenido
Anuncios

Epílogo a Santander

Miércoles, 23 julio 2008

Los tres últimos meses han venido cargados de una actividad intensa, por lo que han resultado bastante agotadores. Las dos últimas semanas no iban a ser una excepción, aunque las pasara en un marco tan especial como la Península de la Magdalena. El nivel de actividad ha sido tal que, a pesar de estar casi acabando julio, hasta hoy no he encontrado unos minutos en este tórrido Madrid para hacer un breve balance de dos semanas en Santander.

Y es que, aunque me parezca mentira y contradictorio, sólo he pasado dos semanas en Santander. Por un lado, se pasaron volando, pero, por otra parte, al final el día de la llegada se antojaba tan lejano que parecía que, en lugar de quince días, llevaba allí más de un mes. Fueron catorce días de trabajo intenso -veintinueve informaciones distintas en sólo diez días hábiles-, combinados con ratos de ocio y turismo.

La primera semana fue intensa, pero me permitió ir relatando sus avatares con cierta puntualidad. La segunda, por el contrario, se fue como en un suspiro, en medio de una vorágine laboral que me ha dejado con cuatro entradas a medio escribir y que prometo acabar en los próximos días.

A pesar del cansancio y de la gran cantidad de trabajo, no puedo dejar de calificar la experiencia como absolutamente enriquecedora. De Santander me traigo tesoros como haber conocido al cineasta José Luis Borau, a los escritores César Aira o Nuria Amat o a artistas como Suso 33. Incluso, haber tomado un café al lado de Mario Gas o fotografiarme junto a Julia Otero, un día, y con Antonio San José, al siguiente.

Pero también me traigo haber recorrido muchos lugres que no conocía, desde la propia Magdalena, hasta Comillas, pasando por Santillana, el centro de Santander o el paseo del Sardinero. Y haber salido de pinchos, los baños de olas, el concierto de El Cigala y mil cosas más.

Sin embargo, lo mejor de todo ha sido la gran cantidad de personas que he tenido la ocasión de conocer, desde los compañeros de los medios -con quienes formé una piña casi desde el primer día-, hasta los compañeros de la delegación de Santander, pasando por los miembros del gabinete de comunicación de la UIMP, el personal de los comedores o los empleados de la residencia y del palacio.

No me olvido tampoco de las bromas que compartí con Chema e Isabel ni de la agradable tarde de despedida que disfruté con Marta.

Para concluir este epílogo santanderino, sólo me queda reconocer que, a pesar del cansancio acumulado y de un ritmo de trabajo endiablado, he abandonado Santander con bastante pena. Mientras yo me vuelvo, Patricia, otra compañera, toma mi relevo -al igual que yo relevé a Teresa-. Estoy convencido de que a ella también le costará dejar Santander.

Porque, aunque parezca una tontería, estas dos últimas semanas me han dejado una huella muy placentera.

Y profunda.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. eowyn permalink
    Jueves, 24 julio 2008 8:00 am

    Seguro que éste es solo un pequeño aperitivo de todo lo que vas a descubrir en esta profesión que tanto te apasiona. Mucha suerte!
    … y menos mal que das señales de vida, ya me tenías preocupada! 😉 !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1

  2. teniente d'hubert permalink
    Jueves, 24 julio 2008 9:11 am

    Ahora entiendo por qué desde hace tanto tiempo llevas dentro el gusanillo del periodismo. Espero que tus próximas experiencias en la profesión resultan igualmente placenteras…

  3. Raquel permalink
    Lunes, 12 enero 2009 9:06 am

    Bueno Ruymán, que sepas que he estado cotilleando tus dos blog, el de “Un canario en el Caribe” y este y ya que en este post me he sentido gratamente aludida pues te escribo! Para mi lo mejor de Santander también habeis sido vosotros, los amigos que me llevo de allí. Espero que te vaya genial por tierras caribeñas, ya me iré enterando de tu aventura por el blog. UN BESO

  4. Martes, 13 enero 2009 5:51 pm

    Besos a ti tamibién Raquel. No te preocupes que, por el blog o por Facebook, seguimos en contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: