Skip to content

Una fábula a orillas del Guiniguada (Faycán)

Lunes, 3 noviembre 2008

Hay algunas obras literarias que tienen la virtud de retratar cómo era la vida en épocas más o menos lejanas, cuya lectura puede ser más instructiva que muchas lecciones de Historia. Se trata de obras de ficción que recrean la realidad en que se inscriben de tal manera que el lector se siente transportado hasta ella. Y un buen ejemplo de este tipo de novelas es Faycán.

Escrita en 1944 por Víctor Doreste, esta fábula costumbrista, que lleva por subtítulo Memorias de un perro vagabundo, retrata cómo era la vida en Las Palmas de Gran Canaria de la primera mitad del siglo XX, a través de los ojos de Faycán, un perro “de pura raza canaria”, que cuenta su vida cuando ésta se acerca a su fin.

No hay que esperar, por tanto, el análisis y la descripción que haría un ser humano, sino otro punto de vista muy distinto: el de un animal. Así, el libro narra sus correrías junto a Linda, Rebenque, Catalejo, Nerón, Marquesa o Chicharro -llegado desde la vecina isla de Tenerife-, por los márgenes del capitalino barranco de Guiniguada, con numerosas incursiones en el barrio de Vegueta, en las que Doreste describe la ciudad de esa época a través de los ojos de Faycán.

De la mano de los sabios Pluto y Cicerón, el protagonista busca encontrar un sentido a su vida canina, tratando de dilucidar si los perros tienen, además de madre, padre y si es mejor tener amo o vivir una existencia callejera, a la vez que ensalza valores como la lealtad y la amistad.

Pero si por algo destaca la obra, editada por última vez por el Cabildo de Gran Canaria y cuya segunda edición, de 1968, está disponible en formato PDF en la Memoria Digital de Canarias de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, es porque dota de nombre y personalidad a cada uno de los perros de bronce que custodian la Plaza de Santa Ana.

Doreste bautiza a los ocho canes que se encuentran frente a la Catedral de Canarias como “Aterura, Mogano, Doramas, Tindaya, Bentayga, Tenoya, Tirajano, y… Faycán”  y cuenta que se convirtieron en estatuas cuando el conquistador trató de domesticarlos, por lo que “vivirán en bronce, hasta que el sol se apague y la luna deje de platear el lomo de los gatos”.

En definitiva, se trata de una deliciosa fábula con ciertos toques de leyenda que transcurre a orillas de un barranco de Guiniguada cruzado por los Puentes de Piedra y de Palo. Ese Guiniguada que gran parte de los grancanarios sólo conocemos por unas cuantas fotos antiguas y las historias de nuestros abuelos, porque antes de que naciéramos, su cauce ya había sido sustituido por una carretera.

Motivo, quizá, que hace su lectura aún más necesaria.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Martes, 4 noviembre 2008 9:48 am

    Tiene una pinta magnífica. Gracias por publicar el enlace al pdf. ¡Saludos!

  2. Martes, 4 noviembre 2008 12:43 pm

    Muy buen libro,yo lo disfruté mucho.Gracias por describirlo tan bien y darlo a conocer.Saludos desde Gran Canaria.

  3. Marta permalink
    Martes, 4 noviembre 2008 2:21 pm

    Gracias Ruymán por incluir el PDF. Leo todo lo que cae en mis manos sobre Las Palmas para conseguir mi pasaporte, ya sabes…

  4. Martes, 4 noviembre 2008 6:46 pm

    Veo con alegría que esta recomendación literaria ha sido muy bien recibida. Cualquier actuación que sirva para fomentar si acaso mínimamente la lectura, por muy humilde -como ésta- que sea, siempre es motivo de satisfacción.

    Marta, igual el envío que te hago lleva sorpresa en ese sentido… 😉

  5. Marta permalink
    Jueves, 6 noviembre 2008 6:44 am

    Jo! no quepo en mí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: