Saltar al contenido
Anuncios

Progresando

Sábado, 20 junio 2009

Tener aficiones un tanto incompatibles entre sí, tiene como consecuencia que, en determinados momentos y por las más variadas causas, unas reciban una mayor atención que las otras. Como ya advertí hace algo más de dos semanas, precisamente eso es lo que está pasando ahora mismo con este blog.

Entonces decía que, aunque tengo alrededor de una decena de entradas en fase de borrador y, poco a poco, me voy liberando de algunas actividades con las que me había comprometido en los últimos meses, me había invadido cierta apatía, que me invitaba a cambiar esta bitácora por un puzzle que, en esa fecha, lucía más o menos así:

La fiesta de los dioses de Van Balen (157 x 107 cm), el 04/06/08.

La fiesta de los dioses de Van Balen (157 x 107 cm), el 04/06/08.

Lo cierto es que, como comentaba también en aquella entrada, necesito reflexionar sobre algunas cosas y replantearme algunas otras y, para ello, el puzzle es la herramienta ideal, ya que de lo que se trata es, precisamente, de recomponer.

Dieciséis días después de la foto y a pesar de las muchas horas que le he dedicado, aún no lo he terminado, pero va por buen camino. Eso sí, no cuenten con que escriba mucho durante las próximas semanas. Suscríbanse al feed (pueden hacerlo también por correo) o pasen por aquí de vez en cuando para ver si hay suerte y ha caído algo.

Si no es así, imaginen que estoy de vacaciones, que a todos nos hacen falta.

La fiesta de los dioses, el 20/06/09.

La fiesta de los dioses, el 20/06/09.

Para que puedan apreciar los progresos, les dejo otra foto con el aspecto que presentaba hace apenas media hora. Dentro de un rato, ya no estará igual.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Domingo, 21 junio 2009 3:21 pm

    Es fantástico tener aficiones para desconectar.

    A mí me pasaba lo mismo cuando, de chaval, pescaba en la playa. Fue una afición que me duró bastantes veranos. Podía tirarme horas inmóvil frente al mar, mirando el ir y venir de las olas y viendo, en el puntero de la caña, si picaba algún pez. Hasta que empezaron a darme pena los peces. Afortunadamente, me di cuenta que es mejor ver la vida que acabar con ella. No sé dónde tengo la caña, acabo de darme cuenta.

    Por cierto, amigo, no nos dejes a medias y dinos qué tienes que recomponer. Eso sí, si no es algo muy privado.

    Espero que empieces bien el verano. Un fuerte abrazo.

  2. Domingo, 21 junio 2009 4:59 pm

    @Juan Pedro, la verdad es que, pese a haber vivido la mayor parte de mis años rodeado de agua, nunca me dio por la pesca. De niño nunca me gustó mucho comer pescado y lo de ir matando tampco va conmigo.

    Aunque comprendo lo relajante que tiene que ser estar ahí, sintiendo la brisa, con la mente perdida…

    En cuanto a lo de recomponer, es más bien un símil con lo que cuento arriba: reflexionar sobre estos últimos meses, que no han sido tan positivos como habría deseado, reordenar ideas y establecer prioridades para volver a la carga. Desconectar un poco para volver con más fuerza.

    Un abrazo también para ti y disfruta del verano y de tus niñas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: