Saltar al contenido

Timelapse

Lunes, 31 agosto 2009

Subió a la azotea del edificio. Desplegó el trípode, le acopló el equipo y enfocó la rotonda que daba comienzo a la gran avenida por la que transcurriría el desfile. Cuando, a lo lejos, vio aparecer la comitiva, programó su cámara para que tomase una fotografía cada diez segundos, comprobó el encuadre y el enfoque y pulsó el disparador. Acto seguido, se colocó sus auriculares y se dispuso a esperar.

Cinco minutos más tarde, ya todo había acabado. Recogió el equipo y se marchó. Su satisfacción fue mayúscula cuando, ya en el estudio, al visionar las imágenes, comprobó que había capturado –a velocidad acelerada– cómo era asesinado el flamante presidente del Gobierno.

Sin embargo, nadie más pudo nunca ver esa secuencia: la única bala mortal había sido disparada desde la misma azotea en la que él tomaba sus fotos.

votar

3 comentarios leave one →
  1. Martes, 1 septiembre 2009 1:47 am

    buen relato, le felicito, saludos, soulheroes.com

  2. Martes, 1 septiembre 2009 2:02 am

    ¡Gracias! 😉

  3. Lunes, 14 septiembre 2009 3:45 pm

    Mis respetos! Excelente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: