Saltar al contenido
Anuncios

Auster follies

Lunes, 13 agosto 2007

Cuando, hace algo más de un año, leí la novela de Carlos Ruiz Zafón, La sombra del viento, me pasó algo muy curioso. Me habían hablado muy bien de la novela, tanto que había gente que comentaba que habían sentido tanta pena al acabarla que, casi sobre la marcha, la habían vuelto a leer. Quizá por todas las referencias que había recogido, era un poco escéptico cuando empecé a leerla. En un primer momento, me pareció algo extraña. No parecía ser tanto como decían. Sin embargo, con el paso de los capítulos me fue atrapando, casi sin que me diera cuenta. Lo mismo me ha pasado con Brooklyn Follies.

Al igual que La Sombra del Viento, la novela del Premio Príncipe de Asturias de las Letras, Paul Auster, comienza contando una historia normal. Si la una nos transporta a las andanzas de un niño en la Barcelona de la posguerra, la otra nos narra la anodina vida de un agente de seguros jubilado y recién divorciado que se recupera de un cáncer en Brooklyn, el lugar que lo vio nacer.

Brooklyn FolliesBrooklyn Follies, sin embargo, es algo más que la historia frívola de un hombre que, al final de sus días, intenta ir en busca de su sueño, arrastrando con él a todos los seres queridos que lo rodean. Es una obra llena de humor, pero rodeada de un halo, algo amargo, que, irremisiblemente, te conduce a una reflexión sobre el sentido de tu propia existencia. Exactamente lo mismo que hace Nathan Glass, el protagonista y narrador de la novela.

Lo curioso es descubrir cómo una historia contada por el ser humano más común de todos –tanto que te hace preguntarte dónde está la historia si apenas pasa nada–, te ha atrapado de tal manera que, cuando quieres darte cuenta, ya estás a punto de acabar de leerla. Y, entonces, sientes pena de que se acabe.

Debe ser la misma pena de que me hablaban quienes se enamoraron de La sombra del viento, aunque yo no tengo previsto volver a leer ninguna de las dos novelas. Al menos, de momento.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: