Saltar al contenido
Anuncios

La mañana del terremoto

Domingo, 12 agosto 2007

¡Menuda la que se ha montado hoy por estas tierras peninsulares! Debían ser las diez menos diez de la mañana, cuando me desperté sobresaltado. Parecía que alguien sacudía la cama. Pero no podía ser, porque desde el miércoles vuelvo a estar solo en casa. Pues tiene que ser un terremoto, pensé. No hay otra explicación. Cuando cesó, me volví a dormir media horita más, que por algo es domingo.

En efecto, cuando, un rato más tarde, me levanté, los medios informaban de un terremoto que había sacudido casi la totalidad de la Península Ibérica. Pero no fue para tanto. A mi me cogió aún en la cama, a punto de despertarme. Una vez superado el desconcierto inicial –el tintineo de la lámpara sacudida y el movimiento de la cama–, comprendes que debe ser un terremoto. Cuando vuelve la calma, ponerse histérico y echarse a la calle no sirve de nada.

Dicen que apenas duró 20 segundos, pero a mi se me hizo eterno. Nada que ver con el que sufrimos en Gran Canaria, la noche del 28 de octubre de 2003. Lo recuerdo bien porque fue el día antes de que entregase la documentación para darme de alta en el Colegio de Abogados. En aquel momento acababa de salir de la ducha y se oyó un ruido, como un trueno que avanzaba por el suelo, la puerta del baño se abrió a su paso y un cosquilleo me subió por las piernas. Un par de segundos y pasó. Fue un seísmo de magnitud 2,9. El de hoy fue 5.1 y muy superficial. Además, duró mucho más.

Hoy, el terremoto ha sido la noticia del día y, afortunadamente, no ha pasado nada. Sin embargo, tengo que reconocer que fue lo suficientemente fuerte como para que consiguiera despertarme. Mi único reproche es para mis padres, que no fueron capaces de llamarme para ver si lo había notado y tuve que ser yo el que llamara. Se defendieron diciendo que pensaron que estaba dormido y ni me enteré.

En cualquier caso, y buscando un aspecto positivo a esta anécdota, desde hoy puedo decir que ya he sobrevivido a dos terremotos.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Domingo, 12 agosto 2007 10:32 pm

    Aquí en Córdoba también lo hemos notado! Al principio pensé que era mi perro haciendo “jaleo” para que lo sacase a la calle, hasta que empezó a temblar la tele y a crujir las paredes!!!

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: