Skip to content

Un fin de semana esperado

Viernes, 24 octubre 2008

Esta entrada programada, que como viene siendo habitual anuncia una escapada, es también el preludio de uno de los fines de semanas más esperados del último año. Porque en el momento en que estas líneas vean la luz, debo estar volando hacia Oviedo, donde, por cierto, hoy se entregan los Premios Príncipe de Asturias.

Sin embargo, no son estos prestigiosos galardones los que me llevan hasta la capital del Principado, sino la celebración, mañana, de la boda de dos de mis mejores amigos y, no obstante, asiduos lectores de lo que escribo esta bitácora.

Mentiría si dijera que desde hace alrededor de doce meses, cuando me enteré de la fecha oficial, no espero con impaciencia la llegada de este fin de semana. Porque no sólo se trata de celebrar el enlace de dos de mis mejores amigos -algo que, por otra parte, esperábamos desde hace bastante tiempo-, sino de una ocasión en la que reunirnos y celebrar que, después de más de diez años, seguimos estando juntos.

Una ocasión de celebrar que nos hacemos mayores, que la vida cambia, que cada uno toma su propio camino, que nos alejamos geográficamente, que hemos madurado, y que seguimos importándonos y estando tan unidos como antes. O incluso más. Y que, precisamente por eso, no sólo no nos importa tomar un avión en Gran Canaria o en Madrid y plantarnos en Oviedo, sino que los que lo hacemos, vamos encantados.

Porque para eso somos amigos. Para lo bueno y para lo malo.

Un acontecimiento como éste hay que celebrarlo con música y, después de mucho pensarlo, creo que lo mejor es acompañarlo de una de las, a mi juicio, mejores canciones del pop español de finales de los ochenta y comienzos de los noventa, música que, por otro lado, es la que suelen pinchar en la mayor parte de los sitios en los que acabamos últimamente.

Y porque es una de mis preferidas y la ocasión bien lo merece.

La Guardia, Cuando brille el sol, 1990.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Marta permalink
    Viernes, 24 octubre 2008 1:16 pm

    Pues felicidades a los novios y a ponerse como monas, Ruymán, para ir haciendo cayo al ron de Santo Domingo. Jeje.Feliz fin de semana

  2. teniente d'hubert permalink
    Miércoles, 29 octubre 2008 5:14 pm

    Y el fin de semana pasó… Pero quedará en el recuerdo de todos como unos días muy felices. El año que viene repetimos en Santo Domingo… 😀

  3. Miércoles, 29 octubre 2008 5:35 pm

    Repetimos, excepto en lo de la boda, si te parece… 😛

  4. teniente d'hubert permalink
    Miércoles, 29 octubre 2008 6:31 pm

    Bueno, bueno… Nunca se sabe.

  5. Miércoles, 29 octubre 2008 6:52 pm

    Parafraseando a un asturiano (omisión del primer pronombre), ¿quedaste con ganas? 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: