Saltar al contenido

Historias de un letrero

Viernes, 12 diciembre 2008

Hace un par de semanas, me llegó un correo con el enlace a un corto muy bien hecho, cuyo argumento me resultaba conocido. Trataba de un ciego que pedía limosna, pero casi todos lo ignoraban, hasta que por delante de él pasó un empresario y cambió el cartel con el que reclamaba la caridad de los viandantes.

Hoy encontré la respuesta a esa sensación de familiaridad, cuando me llegó la misma historia contada en un powerpoint, aunque aquí se trataba de una ciega, el empresario era creativo publicitario y la ciudad, París.

Dicen que este corto mexicano ganó el premio de cortos online en el pasado Festival de Cannes y, por Pixel y Dixel, me entero de que puede ser la adaptación de un corto español que participó en Notodofilmfest en su edición de 2006.

Tras ver ambos cortos, es evidente que la historia es la misma, algo que, por otra parte, no debe sorprender a nadie cuando se trata de una de esas historias que se encuentran circulando por la red desde hace años, con lo que ya le habrán dado varios miles de vueltas.

En cualquier caso, está claro que los dos trabajos, a pesar de sus evidentes diferencias en cuanto a calidad técnica, consiguen que, al menos por unos instantes, nos paremos a reflexionar.

Sobre cuál de los dos es mejor, les dejo los vídeos para que juzguen ustedes mismos. Como se imaginarán, yo tengo mi propia opinión, pero me van a permitir que me la reserve.

Historia de un letrero. También puedes verlo aquí con mayor calidad.

Una limosna por favor.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: