Saltar al contenido
Anuncios

No tengo lugar

Martes, 10 febrero 2009

Pensaba esta tarde, a cuenta de lo abandonada que tengo mi labor blogueril, en lo frustrante que resulta no tener demasiados ánimos para sentarme a escribir, aun teniendo temas sobre los que hacerlo y sobre todo ahora que dispongo de algo más de tiempo para ello –ya contaré por qué– y menos problemas con la conexión a Internet.

Reflexionaba, también, sobre cómo contrasta esta situación con la que vivía hasta hace apenas un par de meses, en la que, al tener muy poco tiempo libre, acababa robando horas al sueño para dedicarlas a escribir las entradas de esta bitácora. Esa reflexión me llevó a recordar una anécdota que viví al poco tiempo de trasladarme a Madrid.

Cuando me marché para la Península, tuve que dejar la natación, un deporte que practicaba tres veces cada semana desde hacía algo más de siete años, ya que no había ninguna piscina en los alrededores de mi nueva residencia. Sin embargo, cerca de mi piso sí que había un gimnasio bastante barato, en el que me apunté. Pero desde los primeros días andaba tan liado que sólo aguanté un mes.

Al contárselo a una amiga –peninsular, aclaro–, ésta me reprochó mi falta de perseverancia. Yo me defendí alegando que si apenas tenía lugar para rascarme, poco tiempo tendría para ir al gimnasio. No había acabado de pronunciar esa frase, cuando ella ya me estaba mirando con cara de preguntarme que si además de un lugar para hacer de comer –véase cocina–, escribir –véase escritorio– o dormir –véase cama–, también necesitaba un espacio específico en la casa en el que poder rascar distintas partes de mi cuerpo a gusto.

Deduje que en su vocabulario sólo concebía el término lugar en su vertiente espacial y no en la temporal. En un primer momento pensé que igual era una expresión que sólo usamos en Canarias –de hecho, mi madre siempre anda preguntándonos que si no hemos tenido lugar de ordenar la habitación, fregar la loza del desayuno o cualquier otra actividad que se le ocurra– y le expliqué que me refería a que no tenía tiempo material para ir al gimnasio.

Sin embargo, ese uso del término no me parecía tan extraño como para ser un localismo, así que consulté el Diccionario de la Real Academia y descubrí que, en efecto, define la locución verbal tener lugar como “disponer del tiempo necesario para hacer algo”, en su segunda acepción.

Esta constatación me hizo preguntarme si el este estilo de vida tan acelerado que llevamos, en el que casi nadie se parar a reflexionar, actividad nada fomentada por el actual sistema educativo, y prefiere alienarse delante del televisor antes que sentarse a leer un libro, no estará empobreciendo el lenguaje aún más rápidamente de lo que suponía. Y no pude evitar preguntarme cuándo llegará el día en que esta expresión se convierta en un arcaísmo que lleve a quienes la desconozcan a preguntar si se trata de una expresión canaria, tal y como me ha pasado con el término gaveta

El empobrecimiento del lenguaje conlleva un retroceso social. Si se carece de un vocabulario lo suficientemente amplio como para poder expresar verbalmente ideas abstractas complejas, lo más probable es que tampoco se pueda llevar a cabo el razonamiento mental que conduzca a desarrollar dicha idea. Y ya se sabe que una sociedad que no piensa es una sociedad sumamente fácil de manipular.

Por ello, las respuestas que encontré ese día me resultan tan inquietantes como las conclusiones a las que llegué el día en que descubrí que, ahora que tengo lugar de escribir, apenas tengo ganas.

Tal vez, porque se trata de las mismas.

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. teniente d'hubert permalink
    Martes, 10 febrero 2009 8:44 am

    Esto daría para un interesante debate. El modelo educativo ha cambiado mucho desde nuestros años mozos. En tiempos de la E.G.B. se premiaba el mérito y la capacidad. Hoy, los contenidos se simplifican para facilitar la asimilación sin exigir un gran esfuerzo intelectual.

  2. Miércoles, 11 febrero 2009 2:13 pm

    D’hubert, sabes que no soy nada partidario de la E.S.O., pero tampoco hay que pensar que el sistema anterior era perfecto. Como todos, tenía sus fallos, aunque me temo que eran bastanes menos que los del actual.

  3. victor permalink
    Miércoles, 11 febrero 2009 7:42 pm

    Hola Ruyman, como va todo? Creo que no ha lugar, para la critica al sistema educativo, con el ejemplo escogido. Aunque si creo que un blog es lugar para hacerla; aunque no tengo lugar para exponer todo lo que podriamos debatir a este respecto. Tu compañera, amiga o sucedania, no dejo de entender tu expresión, por pertenecer a un sistema educativo u a otro (en el fondo en España todos pertenecemos al mismo, porque nunca se a implementado ninguno al 100%) creo que el hecho de no entenderte tiene mas que ver con la Psicologia del Lenguaje: Las conexiones neuronales lingüisticas que más amenudo despuntaban en la mente de tu amiga, referidas con la falta de tiempo, no se asemejaban con la expresión:”no tengo lugar”; a esto hay que sumarle que, el contexto en la comunicación es básico y que la cantidad de contextos comunicativos que se establecen y comparten con una madre suelen ser en su mayoria mas reciprocos que los que se comparten con cualquier amiga (tus padres crean y modelan tu lenguaje); por último siempre he pensado que tiene más culpa en el empeoramiento de la comunicación quien comunicando y pudiendo adaptar su comunicación al oyente, no lo hace; que quien tiene algun “problema de entendedera” Ej: Jimenez Losantos, habla bien pero no comunica correctamente.
    Respecto a la crisis del sistema educativo, la reflexión ha de ser más profunda y de esa culpa debemos salpicarnos todos.

    A parte de esto enviarte desde aqui un abrazo muy fuerte mio y de Eva.
    Saludos.

  4. Jueves, 12 febrero 2009 12:06 am

    Víctor, no digo que no me entendiera por pertenecer a un sistema educativo u otro, ni tampoco lo culpo en exclusiva. Seguramente yo utilicé esa expresión (y no “no tengo tiempo”) porque estoy acostumbrado a escucharla, pero ella debería haberla entendido de la misma forma que cuando escucha que tal evento tendrá lugar tal día a tal hora, entiende que se trata del momento en que se celebrará. El uso es exactamente el mismo.

    En parte coincido contigo, ya que es todo el entorno el que provoca ese empobrecimiento general del lenguaje (éste es sólo un ejemplo); va desde los padres hasta el sistema educativo, pasando, sobre todo, por hábitos como consumir demasiada televisión y apenas lectura, ya que una contribuye a empobrecer y la otra enriquece. Ésa es la crítica que hago, mucho más allá que la mención al sistema educativo con que se queda D’Hubert.

    Un abrazo también para ti y, sobre todo, para Eva.

  5. teniente d'hubert permalink
    Jueves, 12 febrero 2009 9:28 am

    Si nos ponemos a buscar causas del empobrecimiento del lenguaje también podemos hablar del uso generalizado del móvil entre los jóvenes. Yo solo cito el que me parece más evidente. Pero, como todo, es mi opinión personal.

  6. Jueves, 12 febrero 2009 1:29 pm

    En efecto, D’Hubert, a eso es a lo que me refiero. No digo que tu crítica al sistema educativo sea errónea, sino que las causas van más allá, que son múltiples y acumulativas.

    Por cierto, ¿te arreglaron ya el ordenador?

    Saludos. 😉

  7. eowyn permalink
    Viernes, 13 febrero 2009 7:52 pm

    Ya estamos aquí!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  8. Sábado, 14 febrero 2009 12:59 am

    O sea, que ya no hay forma de que me libre de los comentarios de D’Hubert… 😛

  9. eowyn permalink
    Sábado, 14 febrero 2009 7:15 pm

    Aun con el ordenador k.o. él siempre está “al loro” de tu blog en el trabajo… no, si yo equivoqúé la profesión…jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: