Saltar al contenido
Anuncios

Cuatro correos

Martes, 12 mayo 2009

Hoy pensaba dedicar la tarde a escribir acerca de un par de temas que tengo en la recámara del blog desde hace algún tiempo, pero no sé qué me pasa, que no logro concentrarme. Igual son los efectos de la primavera, que al fin parece haber llegado a Canarias, o los del apasionante debate sobre el estado de la Nación. Así que aprovecharé para compartir el contenido de cuatro de los correos que me ha enviado María José en las dos últimas semanas y que me han parecido útiles o particularmente curiosos.

Sin seguir ningún orden específico, empezaré con World Clock (el Reloj del mundo), una página que, además de dar la hora, ofrece estadísticas sobre la población mundial o el número de nacimientos, defunciones o personas que contraen determinadas enfermedades, en tiempo aparentemente real, extraídas, según la propia web, de datos de organismos como la Organización Mundial de la Salud.

La aplicación permite consultar dichas estadísticas para lo que llevamos transcurrido de año, mes, semana o día, además de ponerlas a cero y ver el ritmo al que avanza la cuenta. No se trata de una página nueva, ni mucho menos, pero visitarla de vez en cuando sirve para tomar conciencia de lo insignificantes que somos en medio de la grandeza de este mundo tan insignificante en el que vivimos.

Otro de los correo recomienda una página que recopila enlaces a la emisión a través de Internet de bastantes canales de televisión de España, sin necesidad de descargar ningún programa para acceder a ella. Tampoco es la única web de estas características que existe, pero parece bastante completa y me ha funcionado con todos los pocos canales sobre los que he pinchado.

El tercer mensaje es uno de esos correos aparentemente bienintencionados, con vocación de convertirse en una cadena mundial de origen ambiguo y dudosas intenciones. Esta cadena en concreto advierte de la posible instalación de espejos traslúcidos –que reflejan por una cara y por la otra son transparentes, de forma que puede verse a través de ellos– en baños públicos y probadores, con el objeto de grabar imágenes de mujeres, con las que chantajear a las víctimas, o, simplemente, colgarlas en cualquier portal de la red.

Para tratar de prevenir estas situaciones, la propia cadena da un sencillo consejo:

“Coloca la punta de tu uña contra la superficie reflejante; si observas un espacio entre tu uña y la imagen de tu uña, entonces es un espejo genuino. Ahora, si tu uña aparece tocando directamente su imagen reflejada, entonces ten cuidado porque es un espejo translúcido.”

“La razón por la que hay un espacio entre tu uña y la imagen reflejada en el espejo original, es porque el cromado está en la cara posterior del cristal del espejo. Cuando es un espejo translúcido, el acabado reflejante está en la superficie que toca la uña, por eso no se ve el espacio.”

Lo malo es que no he podido comprobar la teoría de la uña para los espejos traslúcidos –nunca he estado en una sala de interrogatorios de película americana, en las que siempre te observan desde detrás del espejo–, aunque en su defensa diré que sí es cierta para los convencionales.

Además, tampoco es útil al cien por cien, ya que con el alto grado de desarrollo que han alcanzado las tecnologías, resulta más barato colocar una microcámara en el falso techo que instalar un espejo transparente e inutilizar otro cuarto donde montar todo el equipo de espionaje. Y, encima, son bastante difíciles de detectar.

Termino con el último correo que he recibido, hace apenas un par de horas, que reinventa el concepto de canción protesta, al pedir que hagamos dar la vuelta al mundo a una canción de Pink, en la que la intérprete manifiesta su absoluta oposición al anterior presidente de los Estados Unidos [en] y cuyo contenido es, por cierto, extrapolable a muchos de los que ocupan cargos similares.

Pink, Dear Mr. President, 2007.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: