Skip to content
Anuncios

Taller de cuentos

Lunes, 26 abril 2010

Esta semana comienza de la mejor manera posible, con la confirmación de un acontecimiento que llevaba bastante tiempo esperando que se produjera y que me llega en forma del correo que reproduzco a continuación, remitido directamente por el escritor grancanario –y a pesar de ello amigo–, Alexis Ravelo hasta mi bandeja de entrada:

El próximo martes, 27, a las 19:00, en la Biblioteca Pública del Estado en Las Palmas de Gran Canaria, tendrá lugar la presentación de Taller de cuentos, un libro que recoge una selección de cuentos surgidos durante la primera edición de Factoría de Ficciones, el taller que imparte el abajo firmante en esa misma biblioteca. Editado en Beginbook, de forma no venal y con el apoyo económico de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas, el libro pretende ser una pequeña muestra de los resultados de ese taller.
El resumen del contenido es el siguiente: cuarenta autores = cuarenta cuentos = cuarenta estilos completamente distintos (más alguna pequeña sorpresa).
Si deseas conocer de primera mano y antes que nadie cuál es el signo de la narrativa canaria que nos viene, no dejes de asistir a esta cita.
Te esperamos en la Biblioteca (sí, la de la avenida Marítima), el martes, a las siete de la tarde.

Como tengo el honor de firmar uno de esos cuarenta cuentos y, por lo que leí en su momento, alguna de esas sorpresas, me permito invitarles a que, si tienen tiempo y ocasión, acudan a la presentación del libro. Yo lo haré, aunque sólo pueda ser en espíritu. Estoy convencido de que pasarán un rato, si no inolvidable, al menos agradable.

Y, para abrir boca, les dejo con el inicio de Un mal día, mi aportación a la obra. Si quieren saber cómo sigue, no les quedará más remedio que conseguir un ejemplar de Taller de cuentos en su biblioteca más cercana. Pero tengan cuidado cuando lo lean, estos cuentistas están armados y son peligrosos. Luego no me vengan con que no se lo advertí.

Segundo… tercero… cuar… ¿Pero qué pasa ahora? ¿Por qué se para? ¡Mierda! Está visto que hoy no me va a salir nada bien. Y encima la alarma no funciona. Si ya sabía yo que tenía que haber dicho algo en la última reunión de la comunidad, que esto se veía venir.

–¡Hola! ¡Hola! ¿Hay alguien? ¿Alguien me escucha?

Pero quién me va a escuchar. Si el conserje ya se ha marchado y en este edificio son menos sociables que una banda de la mafia rusa. Yo creo que si alguien se cae por las escaleras son capaces de subir el volumen de la televisión con tal de no tener que llamar al Samur.

Y encima el móvil no tiene cobertura. ¡Mierda! En este maldito ascensor nunca hay cobertura. ¿Y ahora qué hago?

Pues esperar. ¡Joder! Con la prisa que tengo, ahora a esperar a que vuelva la corriente. Que pueden ser diez minutos o dos horas. Y, mientras tanto, a seguir con esta incertidumbre. Si es que está visto que hay días en que uno no debería levantarse de la cama.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: