Saltar al contenido
Anuncios

Viviendo en virtual

Jueves, 24 mayo 2007

Hay que ver cómo está este país. Entre el 14 y el 20 de mayo se celebró una serie de manifestaciones, en protesta por la excarcelación de De Juana Chaos, frente a la sede del PSOE… de Second Life. En los mismos días, también hubo protestas ante la del PP. No sé qué será peor, si que los dos principales partidos políticos españoles tengan abiertas sedes virtuales en un juego o que se dediquen a manifestarse delante de ellas.

Quizá se trate de una situación lógica. Si parte de la población prefiere reinventarse y vivir a través de un juego, donde pueden intentar ser todo lo que no son en la vida real, pero sin asumir ningún riesgo ni responsabilidad, ¿qué no harán los políticos, que ya de por si se reinventan y actúan como irresponsables repetidas veces en el mundo real?

Porque jugar a tener una nueva vida o a manejar las vidas de los demás parece ser, desde hace un tiempo, el no va más de los pasatiempos. Los éxitos de Second Life o Los Sims lo atestiguan. Pese a que difieren en el tratamiento, en la plataforma y en los objetivos, son dos caras de la misma moneda: en uno te reinventas y con el otro manejas a los demás a tu antojo.

Aunque este tipo de pasatiempos no me atrae especialmente, reconozco que tiene que tener su punto de enganche. Un claro ejemplo de ello es mi hermano. Tiene 26 años, es Licenciado universitario y se pasa las horas muertas de los fines de semana jugando a los Sims. Y es que éste es el tipo de jugador que buscan sus creadores. No quieren niños y adolescentes. Quieren jóvenes con cierto poder adquisitivo. No sólo para que compren el juego, sino para que consuman todo lo que hay alrededor del mismo. Es como los paquetes de leche, el pan de molde y la mantequilla que invadían la cocina de Médico de Familia, sólo que a un nivel mucho más subliminal. Y, por tanto, más peligroso. Inconsciente. Ambos juegos reproducen a escala el sistema de vida capitalista. Sólo que ahora el Gran Hermano, además de mirar actúa.

Nadie escapa a esta fiebre. Muchos famosos tienen personajes diseñados a su imagen en Los Sims. Desde su web puedes descargar infinidad de objetos para customizar el juego e, incluso, tienen su propio idioma, el simlish. Unos de los últimos en apuntarse fueron los componentes de La Oreja de Van Gogh, que adaptaron a esta peculiar lengua Dulce Locura, uno de sus últimos éxitos. Fue el reclamo comercial de la versión del juego lanzada de cara a las pasadas navidades. Hasta sus personajes, en versión sim, grabaron su propio vídeo musical:

En honor a la verdad, y en aras de evitar un conflicto familiar grave, tengo que reconocer que fui yo quien le regaló el juego a mi hermano. Dicho queda.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Eowyn permalink
    Lunes, 30 julio 2007 7:50 pm

    Como el primer mitin político que ofreció Gaspar LLamazares en el Cafetón de Asturias de Second Life, un auténtico fenómeno mediático que no sólo atrae a usuarios, también a grandes capitales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: