Saltar al contenido
Anuncios

Con los ojos de un niño

Martes, 28 agosto 2007

Esta mañana, mientras iba hacia la redacción empecé a leerme El niño con el pijama de rayas, de John Boyne. Cuando quise darme cuenta ya llevaba leídas más de 60 páginas. Ahora, ya en casa, veo que me he devorado más de la mitad del libro. A este ritmo, calculo que mañana a medio camino de vuelta ya lo habré acabado.

Había visto el libro un par de veces en las librerías, pero no me había llamado la atención. Sólo había oído de él que es una historia entrañable que hay que ver con los ojos de un niño y que, al final, no deja indiferente a nadie. No pensaba leerlo hasta que alguien, que decía que ya lo había leído, intentó contar de qué trataba. Otra persona lo cortó inmediatamente. “Si quieres leerlo de verdad, mejor que no sepas nada”, fue lo que espetó. De hecho, es lo que recomienda la propia contraportada:

Estimado lector, estimada lectora:

Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata.

No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad.

El editor.

Después de esa encarecida defensa del libro, al salir del trabajo, pasé por una librería y, por 12,50, me lo llevé. No quería que me lo destriparan, como me pasó con la película El sexto sentido. Por lo que llevo leído hasta el momento, creo que hice bien. Para disfrutarlo de verdad es necesario saber lo mínimo posible de la historia.

Por eso, si realmente te gustó, al acabarlo, no contarás nada a quien no lo haya leído. Si cuentas de qué va, es que no supiste captarlo, por mucho que, al contarlo, digas lo contrario. A menos, claro, que seas un egoísta y no quieras que nadie más experimente esa apasionante sensación de ir conociendo los pormenores de una historia a través de los inocentes ojos de un niño de nueve años. Al menos, en las 127 primeras páginas.

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. Eli permalink
    Jueves, 30 agosto 2007 4:22 pm

    Me habían dicho que era bueno pero no sabía nada de la propia contraportada. Gracias por el comentario. La próxima vez que pase por la librería más cercana a casa, lo compraré.

  2. Viernes, 31 agosto 2007 11:47 am

    Creo que no te arrepentirás. Yo, al final, lo acabé el martes de camino al trabajo y hasta por la noche estuve impactado por el desarrollo de la historia. Podría (y creo que hasta lo necesito) hablar mucho sobre el libro, pero prefiero morderme la lengua y no hacerlo, a menos que mi interlocutor también lo haya leído.

    Quien lea el libro, cuando lo haga, lo entenderá perfectamente.

  3. Patri permalink
    Domingo, 21 octubre 2007 8:41 pm

    Creo que fue a principios de verano cuando descubrí tu blog, y la verdad que lo he seguido pero nunca me he animado a comentar.
    Después de esta entrada y oir hablar en varias ocasiones de este libro me animé a comprarlo, y no me arrepiento, y tienes razón, lo mejor, es no saber de que va la historia, es tan sencillo que debe haber sido muy complicado de crear, en fin, el libro que más me ha conmovido en mucho tiempo.
    PD: Aquí tienes alguien más con quien hablar del libro 🙂

  4. Domingo, 21 octubre 2007 8:51 pm

    Patri, me alegro de que te haya gustado. Hasta ahora, entre quienes lo han leído, sólo he visto dos clases de personas: a quienes les ha encantado y los que lo odian; pero aún no he visto a nadie que haya quedado indiferente. Y creo que ése es el mérito del libro.

    Posiblemente tienes razón, ya que las historias sencillas son siempre las más difíciles de contar.

    Cuando quieras hablar de cualquier cosa, ya sabes donde me tienes. Saludos. 😉

  5. Millaquito permalink
    Lunes, 22 octubre 2007 8:19 pm

    Jo, al final Salamandra te va a tener que pagar comisión, porque fleje de peña se ha animado a leer el librito. Ayer en EPS salía una pequeña reseña y seguro que sus ventas aumentarán. Yo estoy por recomendarlo en el insti, porque me parece que es fácil de leer para los alumnos, aunque no sé si serían capaces de reflexionar sobre él, 😦 . Que todo el que quiera se lo lea, aunque sea para saciar la curiosidad, que leer no hace daño (Sólo para la espaldda si cargas con un tocho, jeje).

  6. Domingo, 27 enero 2008 10:25 pm

    Gracias por la recomendación, me lo acabo de leer y… uf! Tremendo.
    Me enganchó y en dos días estaba listo, probablemente lo relea en unos meses.

  7. Domingo, 27 enero 2008 10:34 pm

    maladroitt, me alegro de que te haya gustado. Y, sí, es una historia para releer varias veces.

  8. Diviciacos permalink
    Viernes, 8 agosto 2008 5:09 pm

    Trailer de la película… Para el que no quiera saber más, mejor no seguir el siguiente enlace

    http://es.youtube.com/watch?v=PZyCVr4D-K4

  9. Viernes, 8 agosto 2008 6:09 pm

    Gracias por la información, Diviciacos. Y secundo plenamente tu consejo. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: