Saltar al contenido

Homicidio frustrado

viernes, 9 mayo 2008

Los electrodomésticos de la casa estaban decididos a acabar con la vida de su dueño, aquel hombre que no paraba de tocarlos y violentarlos, manoseando sus botones más íntimos.

Reunidos en eléctrica asamblea, decidieron que el más indicado para ejecutarlo era el secador de pelo. Lo haría el lunes por la mañana, temprano. Cuando el hombre estuviese en la ducha se arrojaría sobre el charco de agua espumosa que se formaba junto al desagüe de la bañera.

Nadie sospecharía de ellos. Lo calificarían como un desgraciado accidente, fruto de las prisas y la resaca del fin de semana.

Sin embargo, los electrodomésticos no contaron con que el hombre tenía como aliados al diferencial y a la toma de tierra.

4 comentarios leave one →
  1. eowyn permalink
    viernes, 9 mayo 2008 9:39 am

    No olvidemos al tercer protagonista: ICP…
    Llámalo deformación profesional ;o)

  2. teniente d'hubert permalink
    viernes, 9 mayo 2008 9:47 am

    Te veo muy interesado en el tema eléctrico. Espero que no se deba a nuevos incidentes con la instalación… 😀

  3. viernes, 9 mayo 2008 1:13 pm

    No, D’hubert. Sigue siendo la resaca del anterior, que da para mucho. ¡Y toquemos madera para que no se repita! 😉

  4. factoriadeficciones permalink
    domingo, 29 marzo 2009 1:00 pm

    Muy bueno, señor. El hombre tecnológico y sus problemillas…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: