Saltar al contenido

El último vuelo

Sábado, 21 junio 2008

Cada día pasaban ante sus ojos miles de viajeros. Todos distintos, pero todos con un destino compartido.

Ejecutivos trajeados, emocionadas amas de casa, turistas ávidos de sol, jóvenes desenfrenados, viejos ya cansados… todos y cada uno de ellos pasaban irremediablemente ante su puerta de embarque.

A veces, algunos llegaban demasiado pronto. A ésos les decía con resignación que volvieran a casa, que aún no había llegado la hora de que tomaran el último vuelo.

Luego, al despertar, sólo recordarían un túnel bañado por una intensa luz blanca. Era el finger que él, desde su mostrador de embarque, no les dejó atravesar.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: