Saltar al contenido

Ochenta días en Madrid

Domingo, 5 octubre 2008

Llevo todo el fin de semana haciendo listas de cosas que tengo que hacer antes del 23 de diciembre. También he preparado un inventario de cosas que ya no necesito y que debería enviar por correo a casa. De repente me ha entrado prisa por ir desalojando poco a poco el piso en que vivo. Pero es que me he puesto a contar fechas y resulta que, incluyendo este domingo que agoniza, sólo me quedan ochenta días en Madrid.

Hace unos días escribía que con el final del verano se acercaba una época de cambios y creo que hoy ha llegado el momento de contar el principal, el que me llevará el próximo 23 de diciembre a abandonar el lugar en el que he vivido durante los dos últimos años.

Como sin duda sabrán quienes siguen este blog con cierta regularidad, el pasado mes de enero empecé a trabajar en la Agencia EFE, a través de un programa de dos años de duración. Del primero de los dos años, casi sin que me haya dado cuenta, ya han pasado nueve meses, lo que me obliga a empezar a preparar el segundo, que no se desarrolla en Madrid, sino en una de sus delegaciones en el extranjero.

En julio, mientras estaba en Santander, me comunicaron que mi destino en 2009 sería la delegación de EFE en República Dominicana, un lugar que, probablemente, nunca habría pedido, pero que estoy convencido de que me deparará unas experiencias que dejarán una huella importante en mi vida.

Ahora me encuentro inmerso en una maraña de preparativos para la obtención del visado, que amenazan con absorber el poco tiempo libre de que dispondré en estos ochenta días que me quedan en Madrid, antes de marcharme a casa para pasar los días de vacaciones que he reservado para Navidad.

Desde aquí agradezco a todos los lectores y amigos que ya conocían lo que me espera en 2009, que hayan sabido guardarme tan bien el secreto. A quienes también me leen y no lo sabían, les pido que me disculpen por no haberlo contado antes, pero, aunque sabía que esta noticia llegaría, necesitaba asimilar que voy a pasar un año entero al otro lado del Atlántico.

Además, tenía que encontrar una forma adecuada para comunicar este cambio. Escoger los mejores cómo y cuándo. Y resultó que tenía que ser ochenta días antes de cerrar esta importante etapa de mi vida. Mis dos primeros años en Madrid.

Tanto a quienes ya sabían que me voy, como a los que acaban de enterarse, les digo que a esta bitácora le quedan mucho más de ochenta días, ya que pienso seguir siendo fiel a su filosofía durante muchos años.

Y, aunque durante una larga temporada lo escriba desde Santo Domingo, a Un canario en Madrid le queda cuerda para rato.

Vale que él dio la vuelta al mundo y que yo casi no daré ni media, pero ambos disponemos de sólo ochenta días. Ochenta, nada más.

El vídeo es la cabecera de la serie La vuelta al mundo de Willy Fog (1983), basada en la novela La vuelta al mundo en ochenta días, de Julio Verne. La canción la interpretaba el grupo Mocedades.

13 comentarios leave one →
  1. Lunes, 6 octubre 2008 5:29 am

    Todo lo mejor en la nueva etapa. De la cuna del ron canario a una de las cunas del ron caribeño. Todo tiene sentido. Cuídate.

  2. teniente d'hubert permalink
    Lunes, 6 octubre 2008 12:01 pm

    Pues nada, hombre… Muchos éxitos en esa nueva aventura caribeña y, bueno, no prometo nada, pero a ver si podemos organizar una expedición de “amiguetes” a Playa Bávaro… 😀

  3. Marta permalink
    Lunes, 6 octubre 2008 1:56 pm

    Mucha suerte con los preparativos y fuera agobios. Debes de estar impaciente también porque llegue el día. Bueno, con esto de la crisis a lo mejor consigo vacaciones “más baratillas” jejeje….

  4. Lunes, 6 octubre 2008 1:57 pm

    Mucha suerte en el otro lado del charco.Estando en otra isla seguro que te sentirás casi como en casa.Tu blog debería llamarse “Un canario ciudadano del mundo”,jejeje.

  5. eowyn permalink
    Lunes, 6 octubre 2008 8:24 pm

    ENHORABUENA!!!!!!!!!!!
    Mucha suerte y mucho ánimo… no sé si el Teniente me dejará acoplarme a eso de los”amiguetes” de todos modos, intentaremos hacer cuentas para poder visitarte… no te vas a librar tan fácilmente!!!

  6. Martes, 7 octubre 2008 12:34 am

    Gracias a todos por sus palabras. A los que se apuntan a venir, ya saben que siempre tendrán las puertas de mi casa -cuando la tenga- abiertas.

    En cuanto a lo del ron, creo que fue el motivo determinante en la asignación. Debieron pensar que siendo de donde soy, ya debía estar inmunizado a sus efectos. 😉

  7. Clare permalink
    Miércoles, 8 octubre 2008 12:32 am

    Mucha suerte niño y que seas tan feliz como he “visto” que eres en Madrid, encantada de leerte y una sorpresa que te vayas por que hoy me entere, pero te deseo toda la suerte del mundo.

  8. Miércoles, 8 octubre 2008 7:28 pm

    Gracias, Clare. Pero no te preocupes, todavía me quedan casi tres meses para marcharme de Madrid y, aún desde el otro lado del charco, pienso seguir alimentando este blog. Saludos. 😉

  9. Millaquito permalink
    Miércoles, 8 octubre 2008 8:25 pm

    ¡Ños!¡Bien de comentarios ha suscitado tu anuncio! Aunque bien es verdad que algunos un tanto interesados. En cualquier caso, seguro que tus lectores fieles te seguirán a cualquier parte (algunos literalmente). Bueno ya sabes que nos alegramos mucho por ti y por la experiencia que, seguro, compartirás con todos.

  10. teniente d'hubert permalink
    Jueves, 9 octubre 2008 10:22 am

    Bastaría más, Millaquito, ¿o es que renunciarías a pasar unas vacaciones en Santo Domingo por la ” patilla ” ( Gran Wyoming, dixit ) ? 😀

  11. Millaquito permalink
    Jueves, 9 octubre 2008 3:23 pm

    Hombre, tanto como por la patilla… que solo el billete sale un pico.

  12. Viernes, 10 octubre 2008 9:45 pm

    Enhorabuena y un chorro de suerte para tu nueva etapa. Poca gente tiene la suerte de vivir ese tipo de experiencias, así que espero que la disfrutes todo lo que puedas. ¡Y que no decaiga el blog! 🙂

  13. Sábado, 11 octubre 2008 1:37 am

    Muchas gracias, Miguel. Ten por seguro la blogosfera será testigo de todo lo que pueda contar de esta experiencia.

    Millaquito y D’Hubert, no se me peleen, que habrá meses para todos. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: