Saltar al contenido
Anuncios

Santander, Días 11 y 12: La vorágine continúa

Viernes, 18 julio 2008

Parece que el lunes fue ayer y ya concluye este viernes. Esta segunda semana se ha ido en un suspiro. Vertiginoso y agotador, sí, pero suspiro al fin y al cabo.

Después de acabar el miércoles a ritmos de jazz, estos jueves y viernes resultaron un poco más sosos, que no relajados, en lo informativo, aunque sí han incluido tiempo para el ocio y el inicio de las despedidas. Porque esto se acaba.

La jornada de ayer transcurrió entre una rueda de prensa del magistrado Juan Del Olmo, que en su paso por la Audiencia Nacional instruyó el sumario de los atentados del 11-M, y la asistencia a una interminable mesa redonda sobre el Pacto de Toledo y la necesidad de reformar el sistema de pensiones español.

En medio y de forma inesperada, me comunicaron una noticia que no esperaba conocer hasta dentro de, al menos,  un par de semanas y, para ser sincero, su contenido me ha dejado algo descolocado. Sin embargo, ahora no es el momento de hablar de ello -ya daré debida cuenta en el momento oportuno y les aseguro que será inevitable darla-, aunque sí de celebrarlo, porque no deja de ser una muy buena noticia.

Y, por ello, después de cenar, salimos a tomar algo en un pub junto a varios de los alumnos del curso sobre policía científica y su labor en atentados y catástrofes. No quería pensarlo, pero era -casi- mi penúltima noche.

La mañana de hoy la pasé en las últimas conferencias del curso sobre la crisis económica y el panorama actual, con algo más de sueño de la cuenta, a pesar de que anoche me retiré a una hora más o menos prudencial.

Después, comenzó lo más duro, ya que después de comer -supongo que por última vez- con la mayor parte de los compañeros de los medios, fui a despedirme -con pena- de la gente del gabinete de comunicación de la UIMP, de quienes lo único que puedo decir es que realizan una magnífica labor, siempre pendientes de que tengamos todo lo que necesitamos, aunque nos inunden el correo con notas y convocatorias de prensa cada diez minutos. O, quizás por ello.

El resto de la tarde lo dediqué a terminar un tema que estaba preparando para el fin de semana y que, al final, va a salir firmado. Y, después, a dar un paseo por la arena de la playa, donde, al final, no me he bañado.

La próxima semana es la semana grande, por lo que esta noche empiezan a funcionar las casetas que el ayuntamiento de Santander ha dispuesto por diversos puntos de la ciudad, en la que los restaurantes de la localidad ofrecerán sus “pinchos de feria” y una bebida al precio de 2,50 euros. Y creo que peregrinando por esas casetas se completará nuestra cena en mi, ahora sí, penúltima noche en Santander.

Casi han pasado dos semanas, aunque parece que llegué ayer.

Lástima que me voy el domingo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: