Skip to content
Anuncios

El morbo, los medios y agosto

Domingo, 23 agosto 2009

Agosto, por tradición, siempre fue el mes en el que todo paraba. Cuando España salía de vacaciones, miles de empresas y comercios –sin clientes a los que atender– cerraban sus puertas a la espera de que, junto a septiembre, llegara la normalidad. Desde hace algunos años, sin embargo, a los españoles les ha dado por variar sus costumbres –ya no todos toman sus vacaciones en verano– y ver el cartel de “cerrado por vacaciones” es mucho menos habitual.

Un MD de Spanair en el aeropuerto de Gran Canaria.

MD de Spanair en el aeropuerto de Gran Canaria.

Para la Administración –entiéndase aquí todo tipo de instituciones y entidades públicas, a las que se suman partidos políticos, sindicatos y demás grupúsculos asociados–, en cambio, agosto sigue siendo el mes de la inactividad por antonomasia, lo que genera algunos problemas a los medios de comunicación, que, acostumbrados a que sean aquéllos quienes marquen su agenda informativa, se las ven y se las desean para poder llenar sus páginas o minutos de contenido.

Por eso, no es de extrañar que, justo cuando se acercaba el primer aniversario de la tragedia del vuelo 5022 de Spanair, comenzaran a ver la luz numerosas informaciones que, disfrazadas de supuestos homenajes a las víctimas del accidente y sus familiares, tienen como único objetivo alimentar el morbo de la sociedad y, así, elevar las cifras de ventas de un sector en permanente crisis.

Claro que, en este caso, la administración contribuyó también al espectáculo, haciendo público un informe que, lejos de despejar las dudas acerca de lo que ocurrió aquel fatídico miércoles 20 de agosto, no hace sino abrir más interrogantes que alimentan el afán especulativo de la prensa amarillista. Porque sigo pensando que muchos medios –no todos, pero sí muchos– en este asunto no han informado. Han vendido espectáculo.

Sé que al hablar de esta tragedia, no soy objetivo, pero tampoco puedo –ni quiero– serlo. Como ya conté hace un año, cuando sabes que tú podrías haber sido uno de los afectados, hay momentos en los que puede más el corazón que la cabeza, aunque tu trabajo, en esos momentos, te obligue a enterrar tus sentimientos.

El 20 de agosto de 2008 y los días siguientes a este han sido las jornadas más duras que he vivido como periodista. Allí, en Madrid, donde todo había ocurrido, pude comprobar cómo muchos buenos profesionales intentaban –intentábamos– hacer nuestro trabajo de la mejor y más respetuosa manera posible. Pero también vi cómo otros muchos carroñeros que dicen llamarse periodistas escarban entre el dolor, buscando aumentar su audiencia en unas décimas o elevar sus ventas en unos pocos miles de ejemplares más. Y eso, en medio de tanto dolor, duele aún más.

Doce meses después después, cuando lo que verdaderamente importa es hacer sentir a las víctimas y sus familiares que no los hemos olvidado, vuelve a doler ver cómo muchos medios disfrazan de homenaje lo que no es más que una reedición del sensacionalismo de hace un año en busca de los mismos beneficios efímeros.

Es duro informar de los muertos cuando no son los de una guerra lejana o los que ha provocado un terremoto en un país del tercer mundo. Es más duro informar de ellos cuando puedes identificarte plenamente con ellos porque son como tú. Porque podías haber sido tú. Lo triste es que, precisamente por ello, el morbo que provocan también vende más.

Pero aún es más triste que haya muchos editores ansiosos por explotarlo.

votar

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Domingo, 23 agosto 2009 5:17 pm

    La prensa es experta para “manipular” la información que crea morbo para vender. Lastimosamente eso sucede en todos lados, y mas que los medios de comunicación la culpa es de nosotros los que consumimos semejante basura.

    Saludos!

  2. Martes, 25 agosto 2009 7:55 pm

    Algo parecido pasa con el 11M (que sufrí como médico en propias carnes). A mí, que no perdí a nadie querido en aquel atentado o en este avión del que hablas, aún se me saltan las lágrimas al recordarlo. Imagino el calvario de las familias afectadas cuando, llegando la fecha indicada, todos los medios de comunicación comienzan con el bombardeo…

  3. Miércoles, 26 agosto 2009 6:35 pm

    @dra jomeini, supongo que en el fondo es lo mismo: que el morbo vende y, como dice @KI, gran parte de culpa es de quien consume esos contenidos, claro que ahí surge la eterna pregunta de si se ofrecen porque hay demanda o hay demanda porque se ofrecen.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: