Skip to content

Seis días en Madrid

Jueves, 1 octubre 2009

Casi desde que comencé a escribir esta bitácora, suelo dejar programada una entrada cada vez que realizo una de mis escapadas, dando cuenta del hecho. Poder decir que cuando este texto vea la luz debo estar recién embarcado en un avión que me llevará hacia un determinado lugar es algo que –no puedo negarlo– me encanta. Supongo que será porque me gusta viajar; estar de acá para allá todo el día.

Pues bien, esta entrada, programada para publicarse a la misma hora en que debe despegar del aeropuerto de Gran Canaria el vuelo de Spanair JK5011, con destino Madrid, tiene la intención de cumplir exactamente esa misión. La de decir que durante los próximos seis días voy a estar por Madrid, de nuevo gracias a la hospitalidad de una de mis Evas.

En un año en el que, después de que se me torcieran todos los planes, apenas he salido de la Isla, reconforta escaparse de nuevo a Madrid aunque el objetivo principal del viaje sea solucionar unos asuntos burocráticos y el reencontrarse con la ciudad y unos cuantos amigos la mera excusa para alargarlo.

No sé el tiempo que tendré libre ni las oportunidades en que dispondré de equipo y ocasión para conectarme a Internet, así que no puedo prometer nada acerca de pasarme por aquí para escribir algo o moderar y responder a sus comentarios. Por ello, y para que no me echen mucho de menos en este comienzo de octubre, les he dejado programadas unas cuantas entradas más.

Además, les prometo que, a falta de conexión a Internet, iré escribiendo las próximas entradas en mi cuaderno, para compartirlas tan pronto como me encuentre con un ordenador. De hecho, es más que probable que en este momento, a 30.000 pies de altitud ya esté escribiendo algo.

Y, como también viene siendo habitual desde que comencé con este tipo de entradas, me despediré con un vídeo musical. El de hoy corresponde a la interpretación en directo de una gran canción, cuyo ritmo siempre me ha llenado de energía positiva.

Energía de la que espero disfrutar los próximos seis días en Madrid.

R.E.M., Losing my Religion, 1991.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. teniente d'hubert permalink
    Jueves, 1 octubre 2009 1:55 pm

    Por cierto, hablando de música, se acaba de anunciar un concierto de U2 en Sevilla para 2010. No estaría mal organizar para entonces una escapadita colectiva, ¿eh? Seguro que no nos cuesta nada convencer a nuestro amigo Serva… En fin, que lo pases bien y nos vemos en el concierto de CELTAS CORTOS.

  2. Viernes, 2 octubre 2009 12:17 am

    Pues ya sabes, @D’Hubert, tú que tienes contactos hispalenses ya puedes ir haciendo las gestiones alojativas y, una vez allí, de cicerone. 😉

    Pd: Mejor si también nos vemos ANTES del concierto de Celtas Cortos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: