Skip to content
Anuncios

Hoy no me levanto

Jueves, 6 mayo 2010

Jueves noche. La  semana comienza a agonizar mientras la primavera no termina de decidirse a regresar a Madrid tras la mini ola de frío de los últimos días. Con cierta desesperación veo cómo la cifra que indica el número de entradas que esperan, sin terminar, en la pestaña de borradores crece de forma alarmante y pienso que aún no contabiliza las cinco o seis que preparo para una serie que quiero publicar hacia finales de mes.

Me gustaría dedicar más tiempo a escribir. No sólo en esta bitácora, sino también a un par de historias a las que llevo dando vueltas desde finales de noviembre. Me encantaría poder publicar todas esas entradas de las que apenas he esbozado un par de párrafos y, luego, empezar a dar forma al borrador del primer capítulo de esa novelilla que quiero intentar escribir y del que sólo he plasmado las líneas generales. Pero mis días no dan para más.

Esta semana ha sido de las que más citas he anotado en mi agenda y, además, sigue a otras dos casi tan intensas como ella y cuyos días de descanso resultaron casi tan ajetreados como los de trabajo. Mis reservas de energía se encuentran casi bajo mínimos y los cambios de tiempo típicos de la primavera mesetaria no ayudan a que uno se recupere.

La promesa del fin de semana se antoja aún lejana y, encima, el sábado tendré que madrugar –por placer– casi tanto –si no más– que cuando me levanto para ir a trabajar.

Con este panorama, no me extraña nada que cuando sonó el despertador esta mañana, mi primer pensamiento fuera que hoy no me levanto. Sin embargo, lo hice y acabé completando todas las tareas que correspondían a esta jornada, salvo acabar cualquiera de esas entradas que tengo a medias. Escribir algo medianamente coherente requiere un esfuerzo y yo estoy física y mentalmente agotado. Por eso sé que cuando mañana suene el despertador, de nuevo, pensaré que no me levanto.

Y, sin embargo, lo haré: tengo que estar en la redacción antes de las diez.

Rosana, Hoy, 2001.

votar

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Alba permalink
    Viernes, 7 mayo 2010 3:18 pm

    Ruymán, me encanta cómo haces de tus anécdotas diarias un entretenimiento para los que te seguimos. He de confesar que no soy una de tus fieles seguidoras pero, siempre que leo alguna de tus entradas, me siento cómoda y, no sé aun muy bien cómo, consigues sacarme una sonrisa. Sigue así!! Por cierto, sabías que me encanta Rosana? 🙂

  2. Viernes, 7 mayo 2010 3:42 pm

    @Alba, creo que no sabía que te gustaba Rosana, pero conociéndote, no me sorprende en absoluto. ¡Ah!, gracias por tu piropos. Sólo por decir que te hago sonreír te perdonaré que no me leas a diario. 😉

  3. Alba permalink
    Sábado, 8 mayo 2010 4:04 pm

    Gracias por ser tan considerado y perdonar que no te lea a diario. jeje. Y sí, Rosana me encanta. El tema “si tú no estás” está entre mis canciones preferidas, y que sepas que además la canto casi como ella. jijiji.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: