Skip to content

Es extraordinario que vengas a jugar con los del Barrio

Martes, 15 abril 2008

Entre ayer y hoy, mil imágenes de las tardes de mi infancia han vuelto a acudir a mi cabeza. De repente, volví a ver a ese niño sentado en el salón, con una servilleta de tela sobre las rodillas, merendando un bocadillo de Tulip o Nocilla (de la de dos colores), mientras ve la enésima repetición de un episodio de Barrio Sésamo que ya casi se sabe de memoria.

Vienen estos recuerdos a mi mente, después de leer que Juan Ramón Sánchez, Chema el panadero, para todos los que crecimos viendo la serie, moría el pasado jueves, a la edad de 51 años, víctima de un cáncer.

Cuando se producen noticias tan tristes como ésta, una parte de nosotros, una parte de los niños que fuimos, muere con ellos. Como decía ayer el Avatareño, “hasta los símbolos infantiles padecen de la tristeza celular”. Y es que, coincido con Ad astra, “se nos acaba de morir un cachito de la infancia”.

Para alejar la tristeza, he dedicado un rato de la tarde a bucear entre los nuevos vídeos de la versión española de Barrio Sésamo que habitan YouTube. Gracias a ello, he recordado que “Es extraordinario / que vengas a jugar con los del Barrio / y a pasarlo bien / porque esto es / como tú ya sabes / el Barrio Sésamo / el Barrio Sésamo”.

Tengo treinta años y se me pone la piel de gallina. Y no me avergüenzo.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Marta permalink
    Miércoles, 16 abril 2008 5:35 am

    Ay Ruymán….Chema fué mi “primer amor”, rubio, guapo, alto, simpático…y panadero!qué más podía querer una nina de 5 o 6 anios!saludos

  2. Miércoles, 16 abril 2008 10:36 pm

    Ayer, mientras comentaba la noticia con unos amigos me dijeron que podía ser uno de los primeros personajes homosexuales que salió en TVE sin necesidad de salir del armario, y se referían al personaje que no al actor…. aunque como dices, sabiendo la química entre su personaje y Espinete era deducible jajaja… lo cierto es que la vida juntó a al actor panadero y la actriz eriza en una preciosa historia de amor.

    Pero lejos de polémicas, prefiero recordar las tardes en que Barrio Sésamo amenizaba mis tardes de estudio de solfeo o mis deberes.

    Y coincido con Pablo Adastra-ero… se nos fué un cachito de infancia.

  3. eowyn permalink
    Jueves, 17 abril 2008 8:44 am

    Lo curiso es que no te lo imaginas con 51 años… siempre le recordaremos con su delantal blanco y su aire jovenzuelo en Barrio Sésamo. Descanse en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: