Saltar al contenido
Anuncios

Vencidos perdedores y ganadores vencidos

Domingo, 27 abril 2008

Hay guerras en las que no hay vencedores ni vencidos. O, mejor dicho, en guerras como la civil española, no hay vencedores. Sólo vencidos. Una guerra fratricida que sólo genera rencor entre las dos mitades de un país jamás puede tener vencedores. Sólo vencidos.

Al menos, esa es la conclusión que se saca tras la lectura de los cuatro relatos que conforman Los girasoles ciegos, la única obra escrita por Alberto Méndez.

Para Méndez, las heridas de la guerra siguen abiertas. En una época en la que muchos autores utilizan la contienda y la posguerra para situar la acción de sus historias, desde las que ajustar cuentas con uno u otro bando, Méndez escribe cuatro historias sobre perdedores, bajo la premisa de que, en esta guerra, todos fueron perdedores. Porque en esta guerra sólo ganó el rencor.

Las cuatro historias, independientes pero relacionadas, se desarrollan de forma sucesiva entre 1939 y 1942, en los primeros años de una posguerra en la que los vencedores no se contentaban con ganar y los vencidos callaban y huían ante el temor a ser acusados de haber pertenecido al bando republicano.

Méndez habla de años de miedo, de secretos e historias secretas, de llorar en silencio a los muertos y a los desaparecidos. Años, en definitiva, de rencor en los que todos perdieron, desde el momento en que los bandos dejaron de querer ganar la guerra, para querer aniquilar al bando contrario.

Lo más triste de todo es que si hubiese ganado el bando perdedor, después de lo sucedido, la historia no habría sido diferente. Al final, con el miedo y el rencor, todos pierden y nadie gana.

Alberto Méndez falleció a los pocos meses de la publicación del libro, sin conocer el éxito que, gracias al boca a boca y a su calidad literaria, alcanzaría su obra. Hoy, José Luis Cuerda prepara la adaptación cinematográfica de la historia que da título al libro, en el que fue el último guión de Rafael Azcona, fallecido recientemente.

Un paso más en el ajuste de cuentas con la reciente historia de España.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Wotan permalink
    Sábado, 27 septiembre 2008 3:15 pm

    Personalmente, me quedo con el primero de esos relatos, el del capitán Alegría, oficial del ejército nacional, rendido a los republicanos cuando las tropas franquistas están entrando en Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: