Skip to content

Agosto es un mes tranquilo

Lunes, 15 agosto 2016

“Tú trabaja en agosto, que agosto es un mes tranquilo en los medios”, me decían hace ya casi una década cuando comenzaba a hacer mis pinitos en este tan ingrato como apasionante mundo del periodismo. Ingenuo de mí, desde entonces y año tras año he seguido ese consejo, a pesar de que aún no conozco un mes de agosto que pueda calificarse como tranquilo para quienes lo viven desde el interior de una redacción.

No hay agosto tranquiloEn 2007, cuando trataba de no morir helado en el zulo que tenía por espacio de trabajo la sección de Finanzas de La Gaceta de los Negocios, nos sacudió el tsunami de la crisis financiera provocada por las hipotecas subprime estadounidenses –y de aquellos polvos, esta crisis de la que nueve años después seguimos sin terminar de salir–; un año más tarde, ya en la Agencia, fue el maldito accidente del vuelo JK5022 de Spanair el que rompió la tranquilidad de un caluroso agosto que ya enfilaba su recta final. En 2010, en cambio, fue la amenaza de huelga por parte de los controladores aéreos la que calentó la primera mitad del mes para quienes intentábamos contarlo desde la sección de Economía de ABC.

El año pasado, por ir terminando con los ejemplos, la reciente formación de las corporaciones locales –y del Ejecutivo autonómico–, surgidos tras las elecciones locales de mayo dio poca tregua a los integrantes de una redacción de un medio que, por aquel entonces, apenas cumplía su sexto mes de vida. Sin embargo, si hay un agosto que –de momento– se alza en el primer puesto de accidentalidad es este que apenas cruza su ecuador.

Un devastador incendio que ha asolado la isla de La Palma durante más de una semana y deja tras de sí una víctima mortal y un aparatoso accidente de helicóptero, la aparición de un cadáver en un congelador en el sur de Gran Canaria, varias alarmas –falsas, por suerte– por amenaza de bomba o los sustos que nos está dejando el calor en forma de conatos de incendio son, junto a las negociaciones para la formación de gobierno en el Estado, los responsables de que aún no hayamos podido tomarnos un respiro.

“Agosto es un mes tranquilo”, me decían. Y, créanme que lo es. Pero únicamente para quienes lo pasan de vacaciones. Y, a veces, ni eso.

[Fotografía de Alexas_Fotos/Pixabay]

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: